Poznan

Poznan es una metrópoli llena de vida, famosa sobre todo por sus ferias comerciales, organizadas a partir del año 1921. La ciudad atrae sobre todo a empresarios, tanto de Polonia como del extranjero; sin embargo, tiene también mucho que ofrecer a los turistas. El Casco Antiguo de Poznan, bullicioso hasta bien entrada la noche, es sin lugar a dudas uno de los más hermosos de Polonia. Fue aquí donde en la Edad Media se estableció el primer estado polaco y tuvo lugar el bautizo de Polonia.

 

poznan

Poznan no sólo es una de las ciudades más grandes de Polonia (alrededor de 554.000 habitantes), sino también la capital de la Provincia de Gran Polonia. Este centro comercial de gran vitalidad puede jactarse de sus fuertes tradiciones comerciales, que se remontan a muchos siglos. El acontecimiento más importante en la ciudad es la Feria Internacional anual de Poznan, que se ha organizado aquí desde el año 1925 y que engloba más que 40 exposiciones especializadas.

Entre los muchos monumentos de Poznan destaca sobre todo la Casa de Ayuntamiento renacentista, la catedral polaca más antigua en la isla Ostrow Tumski y el castillo prusiano. La ciudad, en gran parte devastada como resultado de operaciones militares, fue reconstruida en los primeros años después de la guerra. El Casco Antiguo ofrece muchos atractivos a los turistas: museos y numerosos restaurantes, bares y cafés.

Poznan puede también servir como una buena base para las excursiones a otros lugares interesantes en la Provincia de Gran Polonia. No lejos de Poznan se encuentra el castillo de Kornik y Rogalin, donde en el parque que rodea al palacio crecen antiguos robles. Además, vale la pena visitar Gniezno, la primera capital de Polonia, así como el museo excepcional de locomotoras en Wolsztyn. El Parque Nacional de Gran Polonia, situado a 15 kilómetros de Poznan es un lugar excelente para descansar. En la ciudad misma hay numerosos parques y un atractivo centro de deporte y recreo a la orilla del lago Malta, muy popular entre los habitantes de Poznan y también entre los turistas.

 

GEOGRAFÍA

El paisaje de Poznan, lleno de colinas, fue formado por la glaciación. El punto más alto de la ciudad es la Colina Moraska (154 m sobre el nivel del mar), al lado de la cual está el coto “Meteorito Morasko”, o sea un grupo de cráteres formados por un meteorito que cayó aquí hace aproximadamente 5.000 años.

Por la ciudad pasa el río Warta, también sus afluentes más pequeños el Wierzbark y el Bogdanka. La parte más antigua de la ciudad está en Ostrow Tumski, una isla rodeada por los ríos Warta y Cybina, mientras que el centro de la ciudad y el Casco Antiguo están a la orilla izquierda del Warta. Poznan es la capital de la Provincia de Gran Polonia, una región abundante en lagos, parques nacionales y paisajísticos.

 

HISTORIA

Los principios de Poznan se remontan a los principios del estado polaco. Las huellas de la primera colonia/ poblado eslava y del castillo del siglo IX fueron encontradas en Ostrow Tumski. El rápido desarrollo de la ciudad empezó durante el gobierno de Mieszko I y Boleslaw Chrobry, los primeros soberanos polacos. Ya en el año 968 se fundó aquí un obispado. En aquel tiempo Poznan fue uno de los dos centros clave del estado polaco (el otro fue Gniezno, la antigua capital).

Después, cuando el príncipe checo destruyó las dos ciudades, la capital del país fue trasladada a Cracovia. Sin embargo, Poznan siguió siendo la capital de Gran Polonia, así como el bastión más importante en la frontera oeste de Polonia. El emplazamiento de la ciudad en las rutas comerciales europeas favoreció su rápido desarrollo; Poznan creció y en el siglo XIII fue trasladado a la orilla izquierda del Warta. En el siglo XVII la ciudad vivió un renacimiento tanto económico como cultural. Fueron establecidas dos escuelas superiores: la Academia de Lubranski y el Colegio de los Jesuitas, cuyo rector es conocido como el autor de la primera traducción de la Biblia al polaco.

Las siguientes invasiones, sueca, prusiana y rusa, así como numerosos incendios y epidemias, fueron la causa de una considerable devastación de la ciudad. Debido al segundo reparto de Polonia, Poznan fue incorporado a Prusia y permaneció bajo su soberanía durante más de cien años, excluyendo un corto intervalo en los años 1807-1815 durante el cual formó parte del Principado de Varsovia.

Poznan se convirtió en un centro económico y militar clave de Prusia y fue conocido como la fortaleza Festunf Posen. La política de germanización y la colonización de Gran Polonia por los alemanes se encontró con una gran oposición por parte de los polacos, sobre todo en la 2ª mitad del siglo XIX.

En 1918, como resultado de la Insurrección de Gran Polonia, Poznan volvió a formar parte de Polonia. El período de entreguerras fue un período de desarrollo intenso de la ciudad, también desde el punto de vista urbanístico; en esta época fueron incorporados a Poznan los terrenos a la orilla derecha del río Warta. La ocupación alemana (1939-1945) y las batallas por liberar la ciudad desembocaron en la destrucción de una gran parte de Poznan (en el centro de la ciudad aproximadamente la mitad de los edificios).

La ciudad, conquistada por el Ejército Rojo, fue incorporada a Polonia. En el año 1956 estallaron en Poznan numerosas huelgas de los obreros insatisfechos con la situación económica. Las manifestaciones fueron acalladas de manera brutal por el ejército; más de 70 personas perdieron vida.

HOTEL & CITY PAGES:

to top