Gdansk

Esta alegre ciudad marítima debe su esplendor actual a1000 años de historia tormentosa, en la que se entrelazaron influencias polacas y alemanas. El Casco Viejo excepcional, con la impresionante catedral gótica, considerada como la iglesia de ladrillo más grande de Europa, proviene de los tiempos en que Gdansk fue una de las ciudades más importantes de Hansa. En el siglo XX tuvieron lugar aquí los acontecimientos decisivos en la historia de Polonia y Europa – el estallido de la II Guerra Mundial, el nacimiento del movimiento Solidarnosc (Solidaridad), que acabó con el comunismo en la Europa del Este.

 

gdansk

Gdansk, la capital de la Provincia de Pomerania, forma junto con Sopot y Gdynia un grupo de ciudades llamado Trojmiasto (La Ciudad Triple). El número global de habitantes alcanza 750.000; Gdansk solo tiene 456.000 habitantes. A diferencia de Gdynia, que es sobre todo un puerto, y Sopot, un lugar de veraneo famoso, Gdansk es una ciudad turística, con edificaciones hermosas que atraen casi a tantos turistas como el Casco Viejo de Cracovia.

Gdansk siempre ha gozado de mucha autonomía, lo que influyó de manera importante en su dinámico desarrollo económico. El Siglo de Oro en la historia de la ciudad fue cuando Gdansk perteneció a la Liga de Hansa. Gracias a la exportación de trigo en los siglos XVI y XVII, Polonia fue llamada el granero de Europa, mientras que Gdansk se convirtió en una de sus ciudades más ricas. La historia posterior de la gran metrópoli de la costa de Báltico estuvo llena de acontecimientos dramáticos.

Hoy en día Gdansk no sólo es un centro cultural y académico importante, sino también un centro económico que se está desarrollando de manera dinámica. Además de la tradicional industria astillera y de la elaboración de artículos de ámbar, Gdansk está desarrollando también los sectores del petróleo y de la telecomunicación. Gracias al puerto marítimo y al aeropuerto internacional, Gdansk se ha convertido en uno de los puntos de comunicación más importantes del país.

 

GEOGRAFÍA

Gdansk está situada en el Golfo de Gdansk, una parte del Mar Báltico que limita por el Norte con la península de Hel. La parte más antigua de la ciudad se sitúa a la orilla del río Motlawa, uno de los brazos de Vístula. Vale la pena dar un paseo a lo largo de sus orillas, ver la grúa antigua y los graneros y casas pintorescos en las islas de Motlawa.

Gdansk está situada en una planicie; sus alrededores están cubiertos con pinares. La metrópoli de Trójmiasto (Gdansk, Gdynia, Sopot) está rodeada por el Parque Paisajístico de Trojmiasto. La Provincia de Pomerania es una de los sitios más populares entre los turistas; en verano las playas del Báltico están llenas de gente. Muy cerca está también Kaszubia, región famosa por su folklore original, cuyos habitantes hablan su propio idioma.

 

HISTORIA

El mosaico de las culturas polaca y alemana, la tolerancia religiosa, los contactos cercanos con la Europa del Oeste (como uno de los puertos de Báltico más importantes) y la larga tradición como ciudad autónoma (La Libre Ciudad de Gdansk) son los factores más importantes que han influido en el desarrollo de Gdansk. La ciudad fue fundada por San Adalberto, el obispo de Praga, que vino a estas tierras para realizar la misión de cristianización de Pomerania. Al principio Gdansk fue gobernada por los Príncipes de Pomerania, pero pronto se asentó allí gente de origen alemán. En el siglo XIV la ciudad fue tomada por la Orden Teutónica y se convirtió en uno de los centros comerciales más importante del estado monástico.

La verdadera época dorada de Gdansk empezó en el año 1361, cuando la ciudad entró en la Liga de Hansa, una federación de ciudades marítimas mercantiles de la Europa del Norte. Gdansk rápidamente se ganó la posición de uno de los centros más importantes de Hansa, gracias a su emplazamiento favorable en la ruta comercial entre Cracovia y el mar Báltico. De aquí se exportaba trigo y madera a otras partes de Europa. Después de la derrota de la Orden Teutónica por el ejercito polaco en el siglo XV, Gdansk volvió a formar parte de Polonia. La ciudad siguió gozando de muchos privilegios económicos, así como de una independencia política considerable. Venían a vivir para acá muchos extranjeros, comerciantes y emigrantes que perseguidos en sus propios países por cuestiones de fé, venían a refugiarse en esta ciudad famosa por la tolerancia (se establecieron aquí por ejemplo muchos escoceses). El siglo de oro en la historia de Gdansk duró hasta el siglo XVII.

En el año 1793 Gdansk fue incorporada a Prusia y permaneció dentro de su territorio más de cien años, menos durante el breve intervalo en los años 1807 – 1815, cuando, de acuerdo con un decreto de Napoleón, fue establecida la Ciudad Libre Danzig. El siglo XIX fue un período de una intensa germanización de la población de Gdansk, así como de un desarrollo económico e industrial considerable. Después de la I Guerra Mundial, de acuerdo con el tratado de Versalles, Gdansk otra vez consiguió el estatus de la Ciudad Libre, bajo el protectorado de la Liga de las Naciones.

Los años treinta fue la época del crecimiento de la exaltación nazi. El ambiente de aquellos años fue muy bien descrito por Gunter Grass (premio Nobel) en su novela “El tambor de hojalata”. Las crecientes exigencias del tercer Reich, que tenían como fin el aumento de su control sobre Pomerania y Gdansk, condujeron al estallido de la II Guerra Mundial. En el año 1939 el acorazado alemán Schlezwig Holstein atacó Westerplatte, una base militar polaca al lado de Gdansk. En el año 1845, tras seis años de ocupación, los alemanes fueron desalojados por las tropas del Ejército Rojo. La población alemana que sobrevivió fue forzada a abandonar la ciudad y en su lugar se establecieron allí los polacos expulsados de la parte este de Polonia que fue incorporada a la Unión Soviética (sobre todo de Vilnius).

En el año 1970 las huelgas y manifestaciones de obreros en Gdansk, acalladas de manera sangrienta por el ejército y la milicia, condujeron a la dimisión del líder comunista Wladyslaw Gomulka. Durante la siguiente ola de protestas en la costa, los obreros del Astillero de Gdansk en huelga crearon “Solidarnosc” (Solidaridad), la primera organización legal en oposición al régimen comunista. Estos acontecimientos dieron el impulso para los cambios que dieron pie a la caída del sistema comunista en la Europa centro-oeste.

HOTEL & CITY PAGES:

to top